miércoles, 2 de agosto de 2017

REFLEXIONANDO 2017 (54)

111- NI ALGO, NI PARTE DE ALGO. Nada es, ni está consistiendo, en algo distinto a estar siendo nada y/o ningún ser. He ahí que todo aquello que tú percibes siendo tú y/o siendo cualquier otra posibilidad de  estar siendo algo (existencia), únicamente está consistiendo en SER, y nada más que en SER. El significado de SER no puede ser comprendido, porque SER no consiste en ser algo. El significado de SER no puede convertirse en religión, porque SER no consiste en ser algo. El significado de SER no puede institucionalizarse, cambiarse, gobernarse, comercializarse, espiritualizarse, escribirse ni explicarse, porque SER no consiste en ser algo. ¡SER, siempre es lo único que siempre está siendo! Por muchos nombres, conceptos, formas, apariencias, juicios, ideas, pensamientos, emociones, deseos, miedos, actividades y esperanzas que utilices para diferenciarte a ti de tus percepciones, ni tú serás tú ni tus percepciones serán tus percepciones. Nada -de ninguna naturaleza ni de ninguna dimensión- existe ni acontece que no esté consistiendo en SER. Tú nunca estarás solo ni acompañado; sentirse así, es decir, percibirse así, es decir, la creación de esos sentimientos y/o percepciones, corresponde a la identificación y/o creencia de que algo está siendo tú. Ninguna cosa está siendo tú, por tanto, he ahí que la soledad, la tristeza, la frustración y el resto de los sentimientos que tú puedas experimentar, más allá de la creencia en ti son tan ilusorios como tú: son tú. Ninguna cosa que forme parte de la percepción de tu existencia existe sin la percepción de tu existencia. ¡Nada es algo, ni es la parte de algo; todo ser algo para alguien, con absoluta independencia del signo (positivo o negativo) que se le termine adjudicando, nace de la identificación consciencial con la existencia de ese alguien identificado. Ser, consiste en no ser algo, de ahí que todo cuanto sea percibido siendo la existencia y/o el acontecer de algo, siempre estará consistiendo en una percepción egoica, dualista, victimista, transitoria, interesada e ilusoria de SER. ¿Acaso no vives percibiendo esas características en el mundo del que crees formar parte?   

112- LOS CAMBIOS. Nada es, ni está consistiendo, en algo distinto a estar siendo nada y/o ningún ser. ¡SER, siempre es lo único que siempre está siendo! He ahí que todo aquello que tú percibes siendo tú y/o siendo cualquier otra posibilidad de estar siendo algo (existencia), únicamente está consistiendo en SER, y nada más que en SER-Nada. Ser, significa no-dualidad (no-uno), porque Ser no consiste en ser algo; Ser, significa estar siendo ninguna posibilidad de ser determinada. ¡Nada has sido, Nada estás siendo y Nada serás; Ser Nada es lo único que está siendo siempre! Si yo fuera yo y lo demás fuera lo demás, entonces, hoy, después de levantarme, desayunar y ordenar algunas cosas, yo me habría puesto a escribir en el ordenador aquello que después habría publicado en una conocida red social de Internet; si yo fuera yo y lo demás fuera lo demás, luego yo habría salido a caminar y habría realizado las tareas que tenía previstas. Sin embargo, puesto que ni yo soy yo ni lo demás es lo demás, he ahí que yo y todo cuanto yo haya hecho, pensado, sentido, experimentado, recordado, imaginado, etc., son la misma ninguna cosa, son el mismo no ser  algo, son el mismo Estar Siendo nada. ¡Disfrazado con la suposición de diferentes nombres, apariencias, juicios, valoraciones, ideas, creencias, deseos, etc., todo aquello que parezca ser la existencia y/o el acontecer de algo, siempre únicamente está consistiendo en SER-NADA. Ser-Nada no tiene principio ni fin, no nace ni muere, no adelanta ni retrocede, no mejora ni empeora, no se fortalece ni enferma; Ser-Nada no está expuesto a las necesidades y las características propias de ser-algo. Consciencia, date cuenta de que todos los cambios, todos los movimientos, todos los acontecimientos, todas las transformaciones, todas las luchas, todas las guerras y también todas las llegadas y todas las partidas que percibes y crees protagonizar, no consisten en nada más que en ESTAR SIENDO; Estar Siendo Nada y/o Estar Siendo ninguna cosa que sea ser algo.  He ahí la paradoja de que el hecho de que no puedas comprender que nada es algo, está consistiendo en la demostración absoluta de ello.

Juande Puerta.
Publicar un comentario