sábado, 4 de febrero de 2017

REFLEXIONANDO 2017 (9)

17- YO, EN LATÍN-1. El ego consiste en el fenómeno de la identificación con la percepción de existencia. Consciencia, date cuenta de que, siempre comenzando y terminando por la tuya, toda percepción de existencia estará consistiendo en la Inexistencia absoluta de determinación (Nada-uno y/o Nada algo) convertida en la determinación absoluta de tu existencia.  Consciencia, date cuenta de que por mucho que “a la vez” percibas muchas formas y muchas posibilidades distintas de existencia, “a la vez” todas están consistiendo en la tuya y únicamente en la tuya. ¡Tú no sueñas que existes, tú eres el sueño de tu existencia! ¿Ninguna existencia convertida en la percepción de infinitas existencias distintas…, y todavía sigues extrañándote de la existencia y del acontecer de algo? Puesto que el ego consiste en el fenómeno de la percepción de existencia, ¿en qué consiste entonces la sociedad y todas las maneras de organizarse y de controlarse que adopte la sociedad? No importa cómo lo envuelvas: tanto si lo percibes real, como si lo percibes irreal y/o de cualquier otro modo, siempre estará consistiendo en la percepción de existencia de algo, por tanto, de tu yo (en latín, ego). El incesante fluir de Nada-Uno (Inexistencia de algo determinado)  percibido e interpretado como si consistiera en el movimiento rotatorio de un conjunto infinito de existencias transitorias. Algunas personas se sienten mejores o peores, “dependiendo de la percepción” de lo que hagan, conozcan, tengan, piensen, experimenten, crean, adoren, etc., paradójicamente eso (y todo lo demás que quiera añadirse) únicamente está consistiendo en el efecto de creerse la existencia de personas. Por percibirnos siendo existencia de algo (yo, en latín), hemos olvidado que lo único que estamos siendo, haciendo, poseyendo, conociendo, viviendo todos, consiste en SER NADA y/o en SER INEXISTENCIA DE ALGO. ¡La única causa (y, por tanto, la única solución) de todo cuanto vives tú, siempre está en la identificación con la apariencia de la particularidad de tu existencia! Recuerda siempre que la existencia nunca satisfará la búsqueda de la GRANDEZA, LA DIGNIDAD, LA DICHA NI LA PLENITUD que, por creerte existencia, buscas en la existencia.  

18- YO, EN LATÍN-2. Paradójicamente, todo tu valor radica, no en lo que haces tú, no en lo que piensas tú, no en lo que sabes tú, no en lo que posees tú, no en lo que sientes tú, no en lo que opinan de ti, etc., sino en tu no ser tú, sino en tu no ser una existencia, sino en tu no ser la existencia de un yo (ego, en latín), sino en tu no ser la existencia de un algo determinado. En SER, YA ESTÁ TODO. A parte de SER, nada más hay ni acontece. SER, nada determinado (Nada-Uno), siempre está siendo todo lo único que hay. Siendo SER (no “un” ser), nada sobra ni falta, nada puede juzgarse; nada puede ganarse, ni perderse, ni mejorarse, ni cambiarse, ni temerse, ni encontrarse, ni terminarse. Paradójicamente, SER la inexistencia de alguna posibilidad de ser la existencia de algo, incluye que “LA CONSCIENCIA DE SER” pueda percibirse y/o considerarse siendo la existencia de muchas formas de ser (ser-es) distintas. Consciencia, date cuenta de que eres consciencia ilimitada e incondicional de SER; pero sin que ello evite que “a la vez” puedas percibirte siendo existencia de “un” algo limitado, condicionado, efímero, identificado. Consciencia de SER, date cuenta de que ESTAR SIENDO (nada determinado) hace que ilusoriamente puedas percibirte siendo la existencia transitoria de todo aquello que, aunque parezca ser algo, siempre, únicamente está consistiendo en SER. Consciencia de Ser, date cuenta de que  “ser” tú, “ser” algo, “ser” todo a la vez y “ser” nada…, siempre -sin excepción- está consistiendo en SER. Consciencia, date cuenta de que preguntarte qué eres, quién eres, para qué estás aquí, de dónde vienes y a dónde irás, etc., sólo es posible después de la identificación con la hipotética posibilidad de ser la existencia de algo distinto y escindido de SER. ¿Vives considerándote la existencia particular de algo distinto a SER, y te preguntas por la razón y por el sentido de todo cuanto vives dentro y/o conformando el mundo creado con esa consideración? Yo, en latín.

Juande Puerta.
Publicar un comentario en la entrada