martes, 10 de enero de 2017

REFLEXIONANDO 2017 (2)

03- COGITO, ERGO SUM. Leo: “Pero enseguida advertí que mientras de este modo quería pensar que todo era falso, era necesario que yo, quien lo pensaba, fuese algo. Y notando que esta verdad: YO PIENSO, POR LO TANTO SOY, era tan firme y cierta, que no podían quebrantarla ni las más extravagantes suposiciones de los escépticos, juzgué que podía admitirla, sin escrúpulo, como el primer principio de la filosofía que estaba buscando.” René Descartes. Discurso del método (1637). La idea, “Cogito, ergo sum”, ha venido traduciéndose como “pienso, luego existo”, aunque la traducción correcta del latín debería ser “pienso, por lo tanto soy”. Descartes, fue acusado de plagio porque su texto coincidía con otro anterior de Gómez Pereira: “Conozco que yo conozco algo. Todo lo que conoce es; luego yo soy”. Pero ellos no fueron los únicos autores. “Si yo hago algo (pensar), es porque yo soy existo.” -pensaron, y se quedaron tan satisfechos, creyendo que acaban de demostrar que existir consistía en algo de una categoría distinta y/o superior a cualquier otra percepción egoica. Así como el hecho de preguntarse quién soy, no demuestra que esté siendo algo fuera del ámbito especulativo de la pregunta, tampoco afirmar que, porque pienso, soy, sirve para trascender el ámbito mental de esa afirmación.
“Pienso, luego soy”, equivale a defender que el acto demuestra la existencia del hacedor. Mientras que, “existo, luego pienso”, lo que hace es manifestar que sin hacedor tampoco habría acto. ¡Cuando todos los factores posibles son ilusorios, el orden de los factores no altera la ilusión del producto! Como no entendían que “su Reino no era de este mundo”, y tampoco querían entender lo que sus palabras podían significar, le mataron, y para que nadie olvidara, las mentes religiosas y políticas llenaron los templos y los calendarios con su imagen crucificada. ¿Qué existía antes de la existencia de algo? ¿Qué está existiendo durante la existencia de algo? ¿Que existirá después de la existencia de algo? En efecto, lo único que siempre ha estado existiendo ha sido Inexistencia de algo (Nada-Uno); LA EXISTENCIA CONSISTE EN UNA PERCEPCIÓN ILUSORIA, EFÍMERA Y ABSOLUTAMENTE SUBJETIVA DE LA INEXISTENCIA, por tanto, con absoluta independencia de cualquier pensar, sentir, actuar, experimentar, juzgar, etc., todo siempre únicamente Inexistencia. 

04- EL FENÓMENO DE TU EXISTENCIA. Mientras que la percepción de existencia (ser algo y/o ser uno) implica la necesidad de dualidad, de identificación, de determinación y de infinitos factores más (todos cotidianos), el Estar Siendo Inexistencia carece de cualquier exigencia, condición, atributo, objetivo, etc., característicos e imprescindibles en la percepción de existencia. No hay dualidad porque tampoco hay unidad; al admitir la unidad se crea la posibilidad ilusoria del infinito de unidades; al admitir el yo, se crea todo cuanto el yo necesite para su supervivencia; al admitir la determinación de la existencia, la Inexistencia permanece velada.  Estar siendo Inexistencia (Nada-Uno) no impide estar siendo; sin embargo, anula todas las posibilidades de estar siendo algo, estar siendo una existencia, estar siendo alguna cosa creada con algún propósito determinado, dogmático y egoico. La percepción de existencia sólo puede producirse desde “dentro de la identificación” con ese fenómeno, de ahí que, una vez consumada la identificación de la existencia del yo, se pierda de vista que todas las percepciones obedecen a una vulgar especulación mental. ¡Todo lo que existe consiste en la Inexistencia de todo, pues nada existe fuera de la percepción de existencia! Consciencia, ¿existiría algo para ti, sin que ““antes”” estuvieras percibiéndote tú y/o admitiendo tu existencia? ¿No estarán consistiendo tus percepciones de existencia únicamente en la percepción de la identificación de tu existencia? Consciencia, ¿existiría algo para ti, de la manera que precisa e instantánea que tú estás percibiéndolo, si que ““antes”” estuvieras admitiéndolo y/o percibiéndolo en ti? Consciencia, date cuenta de que tú percibes existencia porque estás identificada con EL FENÓMENO DE LA PERCEPCIÓN DE TU EXISTENCIA; date cuenta de que no puedes liberarte de nada que tú misma no estés creando y que si puedes liberarte de algo es precisamente porque estás creándolo tú.

Juande Puerta.  
Publicar un comentario